ello

La red social Ello crece pero no amenaza a Facebook

El universo 2.0 tiene un nuevo “vecino”, la red social Ello, que llega dispuesta a plantar a cara a Facebook. No en vano, muchos han bautizado a Ello como el “anti Facebook”.

Bajo la promesa de ser una red libre de publicidad y que nos permite escoger el nombre que queramos (no es necesario utilizar nuestro nombre real), se presenta Ello, aunque esto no es suficiente para que los usuarios de Facebook abandonen en masa sus perfiles en esta plataforma, para trasladarse a la recién llegada.

El origen de esta posible migración de usuarios de Facebook lo encontramos en la polémica originada con los perfiles de las Drags Queen en el gigante social. Facebook les ha dado un tiempo para cambiar sus páginas y perfiles para que utilicen sus nombres reales y, ante esta situación, son muchas las voces que señalan directamente al colectivo LGTB, como el impulsor de la reciente crecida en el número de usuarios de Facebook. Pero esto no es cierto.

Algunas de las Drag Queen afectadas por la decisión de Facebook afirman que utilizan las dos redes sociales y señalan que es “casi imposible” salir de Facebook. Otros usuarios apuntan a que se han planteado abandonarla, pero que todo su círculo familiar y de amistades se encuentra allí. Lo cierto es que Ello está viviendo su momento, ha llegado a recibir 40.000 solicitudes para entrar en una hora. Hay que destacar que sólo se accede a esta red social por invitación.

A pesar de las numerosas peticiones de acceso y de la tendencia al crecimiento que está registrando, Ello se encuentra en fase beta, por lo que no cuenta  con la solidez de otras redes sociales ya posicionadas. La lista de características y funciones que ofrece resultan atractivas, sin embargo, no todas están aún en pleno funcionamiento.

Dado el crecimiento que advierte Ello, es necesario que optimice su función de búsqueda y realice cambios en su interfaz que algunos usuarios definen como “demasiado janky”. Otro aspecto importante es la configuración de la privacidad de los usuarios, ya que no posee un mecanismo para bloquear o informar sobre comportamientos o comentarios negativos. Al tener habilitadad la posibilidad de utilizar cualquier nombre, la suplantación de identidad resulta realmente sencillo.

Por último, aún no se tiene claro el modelo de generación de ingresos sobre el que se sostiene Ello, por lo que no se tiene claro si la red puede mantenerse en el tiempo sin publicidad. Ante esto, es inevitable preguntarse si en un futuro planifica monetizar el negocio ofreciendo servicios Premium o incluyendo publicidad, tal y como ha hecho Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *